DEMOCRATIZACIÓN DE LA INTELIGENCIA .

LIBRO del LEGADO que dejo el Dr. Luis Alberto Machado Martinez,                     Ministro de Desarrollo de la Inteligencia de Venezuela 1970 – 75,

PROYECTO FAMILIA

El PROYECTO FAMILIA tiene como objetivo fundamental brindar a todos los niños venezolanos a través de sus respectivos grupos familiares, la oportunidad de un óptimo desarrollo de sus potencialidades, desde la etapa prenatal hasta los seis años de edad. Se trata de capacitar a los padres y demás adultos que rodean al niño con los conocimientos y procedimientos efectivos que contribuyen al desarrollo integral del mismo.

Es lograr el desarrollo integral del niño visto como una unidad funcional, dinámica, evolutiva, con proyecciones histórico- culturales, sobre todo de aquel que vive en situaciones socio- culturales precarias, para que pueda enfrentar las exigencias del mundo actual con el máximo de sensibilidad, inteligencia y creatividad.

Surge como una respuesta al desafío que representa la problemática existente en el país con respecto al niño y a su familia, dentro de una política de autogestión y promoción humana.

       El PROYECTO FAMILIA está científicamente fundamentado en el empleo de las técnicas de estimulación temprana, cuya decisiva importancia en este desarrollo integral ha sido demostrada a nivel internacional en los últimos quince años. El Proyecto Familia opera a través de un modelo teórico llamado «Modelo Multifactorial de Estimulación Adecuada”, en el cual, en una sola unidad de acción, se agrupan principios y técnicas educativas que incluyen las variables de estimulación, salud y nutrición, aplicables en los primeros años de vida y destinados al mejoramiento de las condiciones familiares.

      Es importante destacar que la «Estimulación Adecuada”, constituye el eje central de la operacionalización del Proyecto Familia, en el cual se considera a ésta como el conjunto de acciones tendientes a proporcionar al niño las experiencias que el necesita desde su nacimiento, y aún antes, para desarrollar al máximo su potencialidad, en una permanente y sistemática interacción dinámica con su ambiente.

       Así mismo, el Proyecto utiliza «Salud” «Nutrición” como variables de acción, ya que ha quedado demostrado que las intervenciones de carácter multifactorial son más efectivas que aquellas de carácter unidireccional. Serios estudios experimentales realizados en diversos continentes muestran que este tipo de intervención puede compensar, efectivamente, la privación cultural y aumentar significativamente la velocidad del desarrollo cognoscitivo en la infancia, aun en condiciones de extrema pobreza.

     En el Primer Simposio Internacional sobre Nutrición e Inteligencia, que se llevó a cabo en julio del año 1981 en Caracas, quedó suficientemente corroborado el valor preventivo y terapéutico de la estimulación adecuada en la problemática infantil relacionada con la desnutrición, el retardo mental, el aprendizaje y los factores afectivos e intelectuales. Para que un niño pase de II a III grado de desnutrición, «se requiere que tenga baja estimulación disponible en el hogar y pobre relación madre- niño”, según se afirma en las conclusiones de este Simposio, en las cuales se asienta igualmente la reversibilidad del déficit en el desarrollo mental «cuando se rehabilitan los niños tanto en su nutrición como en su estimulación afectiva y cognoscitiva”, la cual «debe formar parte de todo programa de recuperación nutricional”.

     El Proyecto enfatiza la estimulación del lenguaje a través de técnicas efectivas, en razón de que el desarrollo intelectual está íntimamente relacionado con la habilidad para comunicarse. A través del desarrollo del lenguaje el niño pasa de las relaciones más simples y concretas con el medio a niveles cada vez más abstractos, como son la percepción, la representación, la simbolización y la conceptualización, con lo cual estará en mejores condiciones para alcanzar niveles de aprendizaje cada vez más complejos y participará plenamente en el medio que lo rodea, al recibir, procesar y trasmitir información.

        El PROYECTO FAMILIA, asimismo, toma en cuenta el aspecto afectivo como factor de vital y decisiva importancia en el desarrollo cognoscitivo. De acuerdo a los resultados de diversas investigaciones se ha encontrado correlación positiva y significativa entre los estímulos proporcionados por una amorosa atención materna y la conducta exploratoria del menor. Se puede afirmar que no es posible desarrollar la inteligencia de un ser humano en la etapa fundamental de su vida con una carencia de amor.

    El Proyecto mantiene el principio de respetar las costumbres familiares y de la comunidad, incorporando a su programa aquello que de positivo han aportado las tradiciones del pueblo en la crianza de sus hijos, enriqueciéndolas y vinculándolas con los nuevos logros de la ciencia, de manera que ellas se constituyan en un soporte esencial para el desarrollo global del niño.

       El PROYECTO FAMILIA en virtud de su objetivo esencial de lograr el desarrollo pleno del niño venezolano a través de la promoción de la familia, tiene el carácter de ser un programa de prevención, ya que permite disminuir significativamente el número de niños con problemas de desarrollo. Colabora eficazmente en la detención precoz de retardos, desviaciones o anomalías en el desarrollo, ya que los padres al realizar los ejercicios indicados, aprenden a observar a sus hijos y se dan cuenta de sus progresos y dificultades, de su ritmo de aprendizaje y de sus diferencias individuales. De esta manera llegan a aceptar al niño tal cual es, a respetarlo, a responder a sus necesidades y a captar las señales que él mismo les va proporcionando. Asimismo, el valor terapéutico del programa se comprueba especialmente en aquellos casos de niños con carencias nutricionales. afectivas y culturales.

Desde el punto de vista cualitativo, se ha encontrado que los padres atendidos por el proyecto, presentan un evidente cambio actitudinal frente a sus hijos y al medio ambiente; aumentan su capacidad de observación ante la conducta del bebé y establecen una mayor vinculación afectiva con el niño; se hacen creativos y se interesan por elaborar juguetes y propiciar situaciones para estimular a sus hijos y, al mismo tiempo, desarrollan una mayor capacidad de intercambio, sociabilidad e integración dentro del grupo familiar.

        En la primera etapa del Proyecto, es decir en la definición y orientación de los objetivos del mismo, se contó con la colaboración gratuita de un equipo interdisciplinario de ciento veinte profesionales y profesores universitarios, quienes trabajaron durante siete meses en la consideración de los diversos aspectos que integran este programa. Para esto se dividieron en once mesas de trabajo por área de especialidad como fueron: lenguaje, sociedad y cultura, estimulación temprana, definición de conceptos, desarrollo afectivo y sexo, nutrición, medios de comunicación y promoción, investigación y estadística, creatividad, educación prenatal y educación pre-escolar. Este equipo presentó en diciembre del año 1979 un informe final en donde se expusieron cuales debían ser los contenidos del proyecto Familia.

      A mediados del año 1981, éste fue formalmente inaugurado, en un acto que se realizó en la Maternidad Concepción Palacios, con la presencia del Jefe de Estado. A partir de entonces, el Proyecto se ha establecido en todos los hospitales públicos de maternidad del Distrito Federal, así como en el Centro Médico de la Ciudad de Caracas. En todo el Estado Zulia y en varios centros maternos de la Región Guayana y de la Región Central. Hasta el presente se han atendido en forma directa y personal a más de cien mil madres.

        Con el apoyo de un equipo de Facilitadores institucionales y voluntarios especialmente entrenados, estas madres han recibido una serie de conocimientos y técnicas sobre cómo estimular el desarrollo óptimo de sus hijos, a través de los cinco sentidos, la motricidad y el lenguaje, así como acerca de la salud y nutrición infantil. Para la realización de esta tarea, se ha preparado un abundante material impreso, correspondiente al primer y segundo año de vida. Igualmente se han elaborado diez y seis programas de televisión para circuito cerrado. Cada una de las salas de los centros de hospitalización cuenta con sus correspondientes módulos de reproducción audiovisual.

     Es notable la muy significativa contribución de reconocidos artistas plásticos nacionales en este Proyecto, en facilitar la estimulación visual de los niños recién nacidos a través de valiosas obras pictóricas plasmadas en paredes de diversas salas de la Maternidad Concepción Palacios, en símbolo cabal de integración entre la ciencia y el arte al servicio del pueblo. Con el propósito de llegar a las familias a través de la participación comunal, el Proyecto ha utilizado las diferentes organizaciones que prestan sus servicios en las comunidades, como es el caso, hasta ahora, de los Centros Materno-Infantiles y los Módulos de Servicios del Ministerio de Sanidad y Asistencia Social y de la Fundación para el Desarrollo de la Comunidad (Fundacomún). Para ello se ha diseñado un programa de estimulación integral al niño hasta los seis años apoyado en material audiovisual e impreso especialmente preparado. Hasta ahora se han terminado diez y seis programas en diapositivas, que corresponden a la serie Estimulación, que van de mes a mes durante el primer año de vida y de trimestre en trimestre durante el segundo.

      Para llevar a cabo sus actividades de motivación e instrucción en las maternidades y en las comunidades, el Proyecto Familia ha contado con un programa de formación de recursos humanos, a dos niveles: el de Capacitador, destinado a profesionales de las ciencias humanas y biológicas, que actúan como Multiplicadores en el entrenamiento de los facilitadores y de los voluntarios; y el de Facilitador, dirigido a todas aquellas personas voluntarias o no que trabajan directamente con el grupo familiar. Hasta el presente se han dictado 101 cursos para los 4.377 facilitadores formados, quienes han recibido igualmente 24 cursos de seguimiento o refuerzo, orientados a garantizar la transmisión adecuada de los conocimientos a las familias.

       Se han preparado, como material impreso de apoyo a los cursos de Formación, dos instructivos para las edades de 0 a 4 meses y de 4 a 8 meses los cuales forman parte de una serie denominada Manual del Agente Multiplicador y contienen información sobre la adecuada estimulación, alimentación y salud del niño durante dichas etapas de su desarrollo. Se han elaborado, además, tres programas de diapositivas denominados: «Visión General del Proyecto Familia”, «Experiencia de Aprendizaje a través de un Mediador” y «Esquema de Intervención”, así como diez y seis sonovisos contentivos de los ejercicios de estimulación al niño en los dos primeros años de vida. Este material es utilizado en la formación de los facilitadores y como apoyo audiovisual en el entrenamiento de las familias en las comunidades.

     Por primera vez en cualquier país, se están utilizando expansivamente en forma educativa los medios de comunicación social, especialmente la televisión y la radio, con el propósito de motivar e instruir a toda la población acerca de la vital importancia para la persona, para la familia, y para la sociedad del desarrollo de las capacidades genéticas del niño a través del amor, mediante una serie de micro-mensajes televisivos y mini-mensajes radiales.

En relación a la televisión se han producido 22 testimoniales, de un minuto cada uno, de madres y profesionales de distintas especialidades y 70 microprogramas educativos, de la misma duración, que cubren el primer y segundo año de vida, los cuales están siendo transmitidos veintidós veces diarias, por todos los canales de televisión. Se han realizado, igualmente, seis documentales de cinco minutos cada uno, los cuales están siendo proyectados sucesivamente en todas las salas de cine. Asimismo, con el objeto de cubrir toda la población, aún la de las áreas rurales más remotas, se han elaborado cincuenta mini-mensajes que cubren el primer año de vida, que se difunden en más de 150 radioemisoras en todo el país.

       Es importante destacar que la transmisión de estos programas a través de estos medios de comunicación social se hace en forma totalmente gratuita. Paralelamente a todas estas actividades, el Proyecto Familia lleva a cabo un estudio con los métodos longitudinal y transversal combinados, sobre el proceso de aplicación del Modelo Multifactorial de Estimulación Adecuada y su efecto en el desarrollo del niño y su familia, con trescientos sesenta madres y sus bebés, distribuidos en tres grupos experimentales y dos grupos control, lo cual permitirá determinar comparativamente los efectos de los modelos utilizados y evaluar la transmisión de los conocimientos y técnicas por parte de los facilitadores, con el objeto de realizar los ajustes necesarios de acuerdo a los resultados obtenidos.

     En cooperación con el Instituto Agrario Nacional, el CIARA (Fundación de Capacitación e Innovación para Apoyar la Revolución Agraria), el INCE (Instituto Nacional de Capacitación y Educación) Agrario, el Ministerio de Agricultura y Cría y la Fundación para el Desarrollo de la Educación Especial, se ha iniciado la extensión del Proyecto Familia a nuestro medio rural, en veinte y dos asentamientos campesinos, de acuerdo con los programas específicos de cada entidad, dentro de un enfoque integral adaptado a las características de la población campesina.

    Por otra parte, el Ministerio de Educación está considerando fórmulas a través de las cuales los estudiantes de segunda enseñanza puedan llevar a los barrios el Proyecto Familia y otros de contenido social semejante, en una labor de motivación, información y acción en beneficio colectivo. Se trata de establecer una pasantía o Servicio Social como requisito imprescindible para la obtención del título de Bachiller, como parte de la formación integral de nuestros estudiantes.

     Para los próximos cinco años, el Proyecto Familia debe tener como objetivo general extender su acción a todas las Maternidades y hospitales del país y consolidar su actividad en los Núcleos de Atención Primaria y Centros Materno-Infantiles de todos los estados de la República. Así mismo, se debe capacitar todo el personal de Pre-escolar Abierto, aproximadamente quince mil ochocientos sesenta y seis maestros, así como el de los Centros de Desarrollo Infantil, Hogares de Cuidado Diarios y Centros dependientes del I.N.A.M (Instituto Nacional del Menor), con el propósito de garantizar institucionalmente la asistencia integral del niño, desde el origen de la vida hasta su ingreso en la escuela básica.

     Este Proyecto tiene una proyección social muy amplia, cuyos efectos serán observables a corto, mediano y largo plazo; porque siendo una estrategia nacional para el desarrollo integral del niño a través de la estimulación adecuada y continua, impulsa cambios trascendentales que permiten mejorar las condiciones de vida de nuestra población originados en la familia, considerada, en este Proyecto, como núcleo fundamental de todo el proceso educativo.

Con el Proyecto Familia el Ministerio de Educación, por primera vez, se introduce en las maternidades del país, en ejecución de su misión específica. Hasta ahora, en ellas sólo se habían llevado a cabo acciones atinentes a la salud pública y no de índole directamente educativas, como las que son propias de este Proyecto.

      La familia constituye la célula básica de la sociedad y como tal debe convertirse igualmente en la célula básica de todo el sistema educativo, cuyo centro debe desplazarse, entonces, desde la escuela hacia el hogar, en la idea de que el pre-escolar comienza durante el embarazo. Se trata de que la educación formal comience en el momento mismo de la concepción, con los padres en función de maestros. Son ellos los que tienen en sus manos el desarrollo de los nuevos hombres en la etapa fundamental de ese desarrollo. Por tanto, tienen que formarse para cumplir con esa labor, la más importante que se pueda concebir para el mejor beneficio de la sociedad.

    El Proyecto Familia representa una realidad de gran trascendencia en el contexto de las funciones, metas y propósitos del Estado: por primera vez en la historia de las ideas políticas se le ha dado al amor y a su difusión el carácter de una política de Estado, orientada a convertir a la familia en principal instrumento de la transformación social.